Relaciones de Pareja

Cómo Hacer el Amor por Primera Vez

La primera vez al hacer el amor es un mundo nuevo que viven tanto hombres como mujeres que está lleno de interrogantes, la primera vez, algunos esperan una explosión de emociones con mariposas y otros le temen al dolor y a hacerlo mal desde el primer momento, algunos lo reservan para alguien especial, otros se sienten cómo en una competencia donde perder la virginidad parece ser un propósito de vida similar al de graduarse en la universidad.
Lo cierto es que podemos resolver alguna de estas interrogantes, pero antes iniciaremos con una lista de consejos para que debes considerar antes de hacer el amor por primera vez, porque en ese momento, las variables que más preocupan no están relacionadas al placer, al disfrute y a lo social, sino que están orientadas a los problemas que podemos tener cuando hacemos de nuestra primera vez un momento sin control que nos puede llevar a un embarazo precoz en la mayoría de los casos e incluso a contraer enfermedades de transmisión sexual.

Pero no te preocupes, no te llenaremos de malas noticias porque el hacer el amor por primera vez, así cómo hacerlo parte de nuestra vida no es un tabú ni un problema, es normal que las personas se disfruten ese momento, pero antes de hacerlo en tu primera vez, te daremos unos consejos y responderemos una pregunta para que disfrutes de un momento sin preocupaciones, que, al fin y al cabo, es nuestro objetivo cuando queremos hacer el amor.

Consejos para hacerlo la primera vez​



Aunque sea la primera vez y siempre en la primera vez la novatada es algo frecuente, debemos considerar que hay detalles que no podemos dejar pasar, porque cuando hablamos de sexo, si lo hacemos con la persona o en el momento equivocado, podemos traer a nuestra vida consecuencias que quizás no tengan vuelta atrás, sabemos que hoy en día los lugares de estudio dictan clases o materias que incluyen a la educación sexual.

Pero en ocasiones, muchos de nosotros no consideramos algunas cosas cómo relevantes u olvidamos otras y cuando estamos en ese momento especial, se nos olvida que el sexo con buena planificación siempre se disfruta más y por más tiempo, estos consejos son válidos tanto para hombres como mujeres y con ellos esperamos que puedas disfrutar ese momento sin preocupaciones por consecuencias, por eso te recordamos:

1. Infórmate sobre métodos anticonceptivos



La protección es indispensable cuando se tiene relaciones por primera vez, por eso no puedes ignorar los métodos anticonceptivos y del mismo modo, los métodos que tienes para protegerte de enfermedades de transmisión sexual (ETS), por eso, el principio antes de tener relaciones sexuales es informarte todo lo que puedas para que tomes una ruta segura y sin preocupaciones.

Los métodos anticonceptivos pueden ayudarte a evitar embarazos no deseados, ignorarlos podrá producir un cambio grande en tu vida, pues si te preguntas si durante la primera vez puede ocurrir un embarazo, la repuesta es un SI definitivo, puedes embarazar en el primer intento, aun cuando quizás, ese intento no salió cómo te lo esperabas, porque si, más adelante te explicaremos mejor porqué quizás la primera vez no será tu mejor momento y el prepararte con métodos anticonceptivos, seas hombre o mujer, te permite disfrutar con más tranquilidad y sin consecuencias.

También debes considerar las ETS, lo que limita los tipos de métodos anticonceptivos que puedes usar para protegerte al uso del condón, el cual sin dudas, es la mejor opción para protegerte de enfermedades, pero también puedes optar por hacerte estudios de laboratorio con tu pareja que te permitan descartar cualquier enfermedad de forma mutua, para ello, es importante que consultes con un doctor y especialista que te informe bien de los métodos más efectivos para prevenir y que te informe de los métodos y protocolos más efectivos para usar en caso de que estés planificando tener relaciones sexuales sin condón.

2. Que hagas el amor sólo cuando estés preparado



La primera vez puede tener un significado especial para muchas personas por esto motivos, todos se detienen a decidir cuando es el momento correcto y con quién, mientras otros, ven con ansias la hora de disfrutar ese momento, o bien, se dejan influenciar por todas las presiones que pueden hacer los diferentes círculos sociales que tienden a generar presión en los jóvenes en la idea de encontrar una pareja para hacer el amor lo antes posible.

En los primeros años después del desarrollo vemos cómo el tener una pareja y hacer el amor se convierte en una carrera contra el tipo para muchas personas, claro, algunos se dedican a estudiar y a hacer otras cosas, pero siempre habría cierto grado de presión en las personas para dar este primer paso, incluso cuando no lo buscas, porque a más de uno le ha tocado vivir el desagradable momento en el que un amigo te presiona para que conquistes y tengas sexo con una chica o con un chico para evitar ser el tonto del lugar, a lo cual sin dudas, si cedes por esos motivos, estás más cerca de convertirte en el tonto que se dejó manipular por el flujo social.

No hay fecha definida para hacer el amor, ni lugar, ni tenemos que hacerlo con una persona para no perderlo, o dar pruebas de amor, o dar pruebas sociales, esos son esquemas erróneos de una sociedad que intenta sacar provecho y disfrutar algo que tienes reservado para tu intimidad, así que lo mejor que puedes hacer, es hacerlo sólo cuando estés preparado, cuando no tengas presión de por medio, cuando sientas que tu pareja te complemente y que no sólo está buscando sacar provecho por un momento de placer, el cual sin dudas, podrá desencadenar que luego de haberlo cumplido termine contigo.

Es importante para cada persona hacer las cosas con criterio propio, si hago el amor es porque me gusta y lo hago con la persona que a mí me llama la atención y no porque a mis amigos les parece que la persona ideal es esta y tengo que hacerlo pronto para no perder la oportunidad. Las oportunidades están siempre en la mesa y el querer comerse el pastel crudo no te hará disfrutarlo más, el mejor momento es cuando estés preparado y puedas hacerlo con total tranquilidad y confianza, sin consecuencias y con el deseo que amerita la ocasión.

3. Trata de Relajarte



Si llegaste hasta aquí, es porque ya estás seguro/a así que este consejo está aplicado a la acción, y es que es inevitable que sintamos miedo e inseguridades antes de hacer el amor, le ocurre a las chicas y a los chicos y aunque siempre las personas dicen que no les pasó, que todo fue full relax, realmente todos sentimos miedo y ansiedad en ese momento, todos nos preocupamos por ser etiquetado cómo ese o esa que no le supo dar placer a su pareja, a las chicas les da miedo el dolor, a los hombres les da miedo los orgasmos rápido y estas inseguridades te llevan a no disfrutar tanto y a cometer más errores durante tu momento.

Por eso, lo mejor es que trates de relajarte, ten en cuenta que a todos nos pasa eso, que todos sentimos presiones por complacer a la pareja y que no todos tenemos la misma resistencia y control sobre nuestro cuerpo, por ello, si no lo haces bien la primera vez, en la segunda lo puedes hacer mejor, se relajado, se suave, y disfruta el momento, recuerda que a la mujer al principio le dará sensación de dolor, pero luego de unos minutos, esta sensación se puede convertir en placer.

Estar seguros y relajados hace que disfrutes más el momento, ten bastante contacto con tu pareja, trabaja los preliminares cómo lo mencionamos en nuestra publicación, “cómo hacer el amor”, a la final, estos principios se repiten una y otra vez en toda experiencia, puedes cambiar cosas para hacer el momento más dinámico, pero siempre el control, la estimulación y la complicidad en la pareja hará que disfrutes de forma plena, hará que valga la pena ese miedo y ese momento de dolor que has tenido al comienzo.

4. Habla con tu pareja antes y después



La comunicación es muy importante en la relación y el hablar antes del momento te permitirá dos cosas, tener más confianza antes de abordar el encuentro de pasión y planificar bien ese momento con tranquilidad y protección, no debes dejar temas afuera, la comunicación debe ser fluida y de disfrute, sin presionar, sin chantajear, es importante que ambos tengan claro el deseo de entregarse a ese momento para que así el disfrute sea mayor, si tu pareja está siendo presionada por ti, quizás tengas la entrega, pero no el disfrute y esa presión puede dar efecto negativo en la relajación que tengan durante ese momento.

También conversar después es importante, en ambos casos, ambos deben tener tacto en la comunicación, porque no siempre la primera vez es el mejor momento, podemos fallar por muchos motivos, así que esa idea del sexo perfecto a la primera vez sólo es parte de las películas, si no fue tan satisfactorio cómo lo pensaste, habla con calma y comprensión y sigue planificando ese momento de disfrute que esperabas, porque tarde o temprano va a llegar.

A veces las mujeres tienden a no disfrutar el primer momento a causa del dolor, eso les genera sensación de que nunca va a acabar y a los hombres les puede pasar que los nervios y la ansiedad les ataquen en los tiempos antes de tener un primer orgasmo, y aun cuando son jóvenes, el estresarse en ese momento puede hacer que el período refractario sea más lento, por lo que retornar a la acción puede complicarse un poco. Por eso es bueno hablar en pareja, puedes buscar su apoyo y comprensión, el intentarlo de nuevo te hará tener una mejor experiencia.

5. Habla con alguien de tu confianza



La falta de experiencia en el sexo produce una serie de dudas, algunas a nivel de disfrute, otras a nivel de cuidado y protección, siempre tendremos la duda de si estamos con la persona correcta, si el ritmo al que vamos es el óptimo y cuando tomas la decisión, nos queda la duda de que tu pareja disfrute el momento.

Pero si tienes alguien a quien puedas consultar con confianza sería lo idóneo en toda situación, puede ser un médico, un familiar o un amigo, pero tienes que tener claro, que la persona que te hable de temas sexuales, de protección y de pareja, debe ser una persona seria y con experiencia en el que realmente puedas confiar, no todos llenan esos atributos en nuestra vida, así que si la tienes, tienes un apoyo importante para aprender de esos cambios que vas afrontando en tu vida tanto a nivel físico cómo a nivel emocional.

6. Busca un lugar y ambiente tranquilo



Ya hablamos de la necesidad de que te mantengas en total relax y armonía con el momento, pero también queremos hacer hincapié de que el lugar debe ser igual un espacio cómodo donde puedas disfrutar sin ningún tipo de tensión física y emocional.

Lo ideal, es que el lugar sea cómodo para los dos y que ambos participen en la selección, y si es una sorpresa, que sea cómoda y acogedora, pues para disfrutar un momento de intimidad, lo mejor es hacerlo sin preocupaciones, nada de interrupciones y en un espacio calmado donde puedes hacerlo sin prisas y con total calma, recuerda que puede ser difícil ese momento y tendrás algo de presión propia cómo para que también tengas que preocuparte por que alguien que pueda entrar, o por los problemas del colchón o la baja comodidad para estar, a veces, si no encuentras un lugar cómodo, es mejor esperar.